Julio Segura: Un médico de selección

  • Es el médico de la selección ya hace varios años y es hombre de confianza de Gareca. 

  • Trabaja como traumatólogo de emergencia en el Hospital Casimiro Ulloa.  

  • “Este año hemos operado más que en los anteriores y es que la pandemia no ha permitido una buena preparación física y por eso muchos se han lesionado”.

  • “Estamos en constante comunicación con la Conmebol por la Copa América y hacemos un seguimiento a esta lista de 50 que dio el profesor”.

Escribe: GABRIEL ÁNGELES 

1.- ¿Cuánto tiempo como médico en el fútbol, doctor?  

Unos 32 años y como especialista cerca de 30. Soy traumatólogo cirujano artroscopista, una técnica de operación que se utiliza mucho en la traumatología deportiva. Trabajo en el fútbol desde 1991 en Universitario de Deportes. Allí estuve a cargo de la Jefatura del Departamento de Menores y fui asistente del doctor Jorge Alva hasta el año 2000 en el que asumí el mismo cargo en la selección peruana de fútbol. Por lo tanto, yo asumo la Jefatura en la ‘U’ hasta el 2004 y de ahí en adelante fui jefe titular.  

2.- ¿Y cómo médico de la selección peruana?  

En el año 2005 acompañé a Freddy Ternero, que en paz descanse. Y a partir del 2010 hasta la fecha, ya son once años, que estoy en la Federación Peruana de Fútbol como médico de la selección de mayores, primero con el profesor Markarián, por poco tiempo con Bengoechea y ya dos etapas con Ricardo Gareca. 

3.- ¿Y en que otros lugares ha trabajado?  

En el Hospital Casimiro Ulloa de emergencia desde 1994 hasta 2015 como traumatólogo. Trabajé también en la Clínica San Juan de Dios y en el Hospital Almenara, pero por cuestiones de horario preferí quedarme en el Casimiro Ulloa. Fui presidente dos veces de la Sociedad Peruana de Medicina del Deporte y miembro del Capítulo de Artroscopía. También fui secretario de Acción Científica de la Sociedad de Artroscopía del Perú. He operado fracturas, meniscos, rupturas de ligamentos, lesiones musculares, a muchos deportistas. 

4.- ¿Cómo es su relación con los futbolistas?  

Muy buena, con un respeto hacia ellos y ellos hacia mí. La labor del médico es ayudarlos, diagnosticarlos para tratarlos y que mejoren. 

5.- ¿Es muy cercano al profesor Ricardo Gareca?  

Con todos los técnicos siempre tuve una muy buena relación. Con el trabajo y el tiempo se va teniendo cierto grado de amistad. Nos llevamos bien y lógicamente con la confidencialidad que se merecen en ciertos temas en el fútbol. 

6.- ¿A qué se dedica cuando no hay selección?  

Seguimos trabajando. Tenemos al director de la Comisión Médica, Jorge Alva Flores, a quien respeto mucho, después está como Jefe del Departamento Médico el doctor Raúl Huamán y yo soy el médico de la selección de mayores. Con otros colegas que pertenecen a la Comisión Médica elaboramos el protocolo para la vuelta al fútbol, lo cual ha permitido que el campeonato siga. Siempre los jugadores del extranjero deben informar cómo van. Cuando hay necesidad tengo que viajar a verlos, va uno de los fisioterapistas con autorización del comando técnico y siempre dispuesto a colaborar en ese aspecto. 

7.- ¿Cómo es su agenda?  

Por ejemplo, el martes tuve una reunión en la Federación, el jueves tuve otra y el trabajo continúa. Tenemos que estar al tanto de todos los que van a convocar, si tienen o no alguna lesión, para apoyarlos. 

8.- En estos tiempos de pandemia, ¿cuál ha sido el secreto para poder llevar a cabo al menos cuatro fechas de eliminatorias con la selección?  

Hubo reunión de la Conmebol con la FPF y sacaron un protocolo que se está siguiendo. Esto es una endemia y hay que cuidarnos muchísimo, pero tenía que seguir el fútbol por varias razones: primero porque estamos en competición con otros equipos y queremos llegar al próximo Mundial y aparte de eso, del fútbol dependen muchas familias desde el punto de vista económico y social. Siempre cumpliendo las normas de sanidad basadas en el MINSA. 
 
9.- ¿Qué es lo que se viene para un médico de la selección ahora que en junio volveremos a competir?  

Seguimos la lista de 50 jugadores. Tenemos a nuestra nutricionista Edith Saavedra. Después cuando vengan del extranjero, ver que no haya problemas de cambio de horarios. También someterlos a exámenes completos como lo fue en el Mundial o en Copas América.  

10.- ¿Qué tipo de exámenes?  

Examen médico, cardiológico, laboratorio, ortopédico, que nos va a permitir que lleguen en mejor forma a la Copa América, ahí tendremos una reunión con la Comisión Médica de la Conmebol, presidida por Oswaldo Pangrazio.  

11.- ¿Y cómo son esas reuniones?  

Nos ponen al día en control anti-doping, o lesiones de traumatismo craneoencefálico o de columna. Esta vez seguramente nos citarán por vía Zoom. 

12.- ¿Cómo se trabaja con esto de la pandemia? 

La Federación tiene un sistema muy complejo. Los médicos de los clubes deben informar lo más pronto posible si alguien sale positivo. Hay un neumólogo-epidemiólogo que maneja esta situación, el doctor Eduardo Chirinos. Los datos son llevados hacia él para tomar decisiones al respecto, si tienen que estar o no aislados y si hay un problema mayor, tomar resoluciones con la Comisión Médica. Todo está coordinado en un sistema donde la parte directiva colabora para que los datos entren inmediatamente y así tener acceso a ellos y con eso tomar las acciones debidas en el momento. 

13.- Aparte de médico, ¿se ha dedicado a algo más?  

No. Yo me dedico solo a la parte médica, antes estuve en el Hospital Casimiro Ulloa pero por cuestiones de tiempo ya no me daba, entonces me dedicaba más a la Federación y a la práctica privada. 

14.- ¿Por qué hay jugadores en los que las lesiones recrudecen peor y terminan por dañar su carrera futbolística?  

Hay diversas circunstancias. Depende de la gravedad de la lesión, o por la respuesta propia del organismo y además que esta pandemia no ha sido lo mejor para los jugadores porque han estado mucho tiempo de para, no han tenido el entrenamiento debido y reincorporarse al fútbol a muchos les ha costado. Y este año hemos operado más que otros años, en promedio han aumentado los tipos y las cantidades de lesiones. 

15.- ¿Qué tan difícil es comunicarle a un futbolista que no podrá jugar un Mundial o una Copa América por una dura lesión?  

Hay una psicología del deportista lesionado. Uno comprende su situación pero hay que decirle que para que vuelva al fútbol tiene que poner de su parte y volver a estar sano. Si no se va a volver a lesionar y quizás nunca acaben algunos tipos de lesiones.