El mejor jugador joven

Columna del Lobo
Columna del Lobo

Por Juan Carlos Esteves

En todos los mundiales al final del certamen, sale elegido el mejor jugador del campeonato, pero también el mejor jugador joven del torneo no mayor de 21 años. En esta Copa del Mundo Rusia 2018, quien se perfila como el ganador sin discusión alguna es el francés Kylian Mbappé con diecinueve años, de gran actuación el sábado ante la selección argentina, tras anotar dos tantos y fabricar el penal para la anotación del “Principito” Antoine Griezmann.

Desde la Copa del Mundo de Suecia 1958, con el debut de Pelé en los mundiales se instauró esta distinción que lógicamente la ganó el brasileño tras ser campeón con diecisiete años. Otros ganadores han sido el alemán Beckembauer en Inglaterra 1966, el italiano Antonio Cabrini en Argentina 1978. Recientemente el Lukas Podolski en Alemania 2006, Thomas Muller en Sudáfrica 2010 y el francés Paul Pogba en Brasil 2014.

Pero los peruanos debemos sentirnos orgullosos que en el mundial de México 70, el ganador fue nada menos que Teófilo Cubillas, quien contaba con 21 años y tres meses. El “Nene” hizo una gran Copa anotando cinco goles. Uno a Bulgaria en su debut, en la histórica remontada de la Blanquirroja por 3-2. Nuestro crack convirtió el tercer tanto y acaparó mucha atención en la prensa internacional.

Luego le hizo dos a Marruecos, uno a Alemania y en la despedida del mundial tras ser eliminado por Brasil convirtió uno más. Pero el “Nene” no solo recibió esa gran distinción por sus goles, sino también por su gran habilidad con el balón. Fue la revelación de ese campeonato y más de uno dijo que había nacido el sucesor del Rey Pelé.

Lamentablemente por ese tiempo los fichajes al exterior no eran una constante como en estas épocas, que por menos, los nuevos jugadores con buenas condiciones realizan contratos millonarios. El “Nene” si hubiera hecho cinco goles en el presente mundial, hace rato estuviera en cualquiera de los principales clubes del mundo. Pero bueno, eran otras épocas y no hay que vivir de lamentos.

Después ya no hemos tenido otro jugador que se le haya acercado a lo conseguido en un mundial como Teófilo Cubillas. Ni en Argentina 78, España 82 y menos ahora en Rusia 2018 donde la selección peruana participó. Esperemos que en los próximos mundiales sorprendamos como en el de México 1970 que siempre nos trae bonitos recuerdos, por el fútbol exquisito que regalamos al mundo. Me imagino que habrán otras oportunidades y retos. Esperemos que sea así.