¿Ha perdido Zidane su olfato futbolístico?

0
319
Columna Azi comenta

Escribe: Azi Wolfenson

Cuando el Real Madrid cayó eliminado por el Ajax en la Champions en su propia cancha y al mismo tiempo brindando partidos cada vez más pobres, la directiva culpa al entrenador Solari y decide reemplazarlo por Zinedine Zidane el director técnico de las 3 Copas de Campeones consecutivas e históricas.

Pero el entrenador no juega. Llega Zidane con las mayores ilusiones de la afición y sin embargo los malos partidos y resultados se repiten. Se le da mano libre, lo que no se hizo con los entrenadores anteriores. Y empieza un ciclo de aciertos y desaciertos que me llevan a la pregunta del titular de esta columna.

Durante la pobrísima temporada anterior hubieron especialmente 3 jugadores que brillaron: Marco Llorente, excelente reemplazo de Casemiro, Reguilon que suplió magníficamente a Marcelo y Vinicius Jr. que le trajo alegría a la afición y a una delantera que no ataba ni desataba después de la partida de Cristiano Ronaldo.

¿Pero que hace Zidane? Se deshace de Llorente y Reguilon y cambia de posición a Vinicius. Eso, no lo entendí. No busca suplente para Casemiro y contrata a otro marcador de punta como suplente de Marcelo y para mala suerte justo se le lesiona.

Pero de alguna manera Real Madrid debuta en la Liga con un triunfo claro con 14 tiros al arco de los que convierte 3 goles. Para el siguiente partido en lugar de seguir con la delantera que le da los goles que le faltan, quita un delantero. Está bien que reemplace a Modric suspendido. Está muy bien que lo haga por James Rodríguez, que además jugó bastante bien. Pero no entiendo por qué reemplaza a Vinicius por Isco, cuando éste último hace tiempo que no juega bien.

Isco es un excelente dribleador, pero no tiene gol. Lo que tiene es pánico de disparar al arco. Sólo se atreve a entrar al arco con pelota dominada lo cual las defensas contrarias no le permiten, por supuesto. Mientras no exista quien lo convenza de que dispare de todo ángulo, no puede ser útil para ningún equipo.

Y encima a Vinicius lo ubica en la derecha, donde rinde menos y le encarga tareas defensivas, cuando él es delantero y los partidos se ganan haciendo goles y generando oportunidades más que defendiendo, por si se le olvidó a Zidane.

Lo peor del Real Madrid es su falta de confianza en si mismo y a la cual no parece que Zidane encuentre solución. No es posible que el Real Madrid después de hacer un gol y jugando en su propia cancha empiece a rotar la pelota para hacer tiempo en lugar de buscar aumentar el marcador.

Y allí viene lo más triste, los rivales le han perdido totalmente el respeto al Real Madrid en su propia cancha. De seguir las cosas así me atrevo a decir que Zidane mismo va a volver a dejar la dirección técnica del Real Madrid, antes que lo dejen a él.