Mbappé, Messi y una noche feliz

La sociedad Messi-Mbappé remonta ante el Leipzig.

La conexión Messi-Mbappé resucita al PSG. Ambos realizaron un tramo final extraordinario y el Leipzig rozó la gesta en el Parc des Princes

En la previa del partido, el técnico del PSG conformó su ataque con Leo Messi, Draxler (Kehrer 90′) y Mbappé. Asimismo, Pochettino formó su mediocampo con Nuno Mendes; Herrera (Wijnaldum 61′), Gueye (Danilo 61′) y Verratti. En cambio, el entrenador del Leipzig decidió atacar con Haidara (Ilaix 62′); André Silva (Forsberg 83′) y Nkunku.

En la primera parte, Leo Messi bajó a robar un balón en la frontal del área y la verticalidad pura de un Mbappé que coqueteó con dársela a Draxler pero decidió hacerlo todo solo. Tras una finta de pase, cambio de ritmo y para dentro. Luego, el Leipig empezó a ganar protagonismo y acumuló hasta cinco ocasiones claras. Por ello, André Silva se había encontrado con la madera minutos antes pero el pase sensacional de Angeliño no lo iba a desperdiciar. El empate era más que merecido.

En la segunda parte, Angeliño la volvió a liar en ataque. Puso un pase milimétrico que rompió la espalda de toda la defensa parisina y Mukiele, el más listo de todos, lo recogió con una volea sin botar que nada pudo hacer Keylor Navas. Después, Adams regaló medio gol a Mbappé y se la puso a Leo que tras ligero suspense, toque en el palo y paseo por la línea, puso el empate a 20 minutos para el final.

Por último, el Leipzig se autodestruyó instantes después con un penalti provocado por Mbappé y transformado, a lo Panenka, por Leo Messi. El primer doblete de Leo con el PSG. Pudo ser aún mayor… pero Kylian falló en el 94′ un penalti provocado por Achraf Hakimi. El Leipzig casi les da un susto. Menos mal de Messi y Mbappé.