Por: Fernando Jiménez // Los Ángeles a la vista

Escribe: FERNANDO JIMENEZ

Los Ángeles es una ciudad hermosa, agradable, atractiva. La denominan, la ciudad de las autopistas. Aun no se respira ambiente de Copa América. Y la verdad será para los latinos, en honor a la verdad la presencia en el Inter de Miami ha despertado una curiosidad increíble. Los Ángeles es la ciudad más poblada de California y la segunda más habitada de Estados Unidos, solo detrás de Nueva York. Tiene una población de casi 4 millones de habitantes. Tiene una gran influencia en los negocios, el comercio internacional, e entretenimiento, la cultura, la moda, la ciencia, la tecnología y la investigación.

Por todo ello, afirman que, si California fuera un país, sería el quinto en el mundo. En su Producto Bruto Interno es el tercero más importante del orbe, solo detrás de Tokio y Nueva York. Aquí se encuentra Hollywood y es líder mundial en las creaciones de producciones de televisión, video juegos, música y cine, que triunfan en todo el planeta. Pronto nos daremos una vueltita por Columbia Pictures

Me llama por el whasapp, Carlitos Cuba, él tiene su programa “Primicia Deportiva.com” por internet y es peruano. Jugo en las divisiones menores de Alianza y está muy identificado con los íntimos de La Victoria. Se ha enterado que estoy en Estados Unidos, por el Facebook. El reside en Miami, hace varios años y hace periodismo por estos lares. Me cuenta que solo podrá asistir a cinco partidos, los que estén más cerca a Miami. Me dice que Hernán “Palalo” Vega, ha tenido problemas con la acreditación, por no llenar bien el formulario de solicitud. Le cuento que hablé por teléfono en Lima, con Luis Felipe Sánchez Espinar y me contó que se le había pasado el plazo para marcar los partidos que debía cubrir. Él trabaja para Miami Herald

Me escribe por el Messenger, también Pepe Valdivia, él de jovencito estuvo en los primeros años en Todo Sport. Vive en Los Ángeles hace unos años con su esposa y sus nenes. Le digo para encontrarnos la próxima semana. Acepta. También recibo un mensaje de Miguelito Ruizo, de MKR Group, preguntándome si ya estoy en Estados Unidos. El reside en Miami y quedamos en vernos con Iván Kazanzew y Sammy Sadovnik, un día antes del partido con Argentina, ya dos noches antes llegamos al aeropuerto de Fort Lauderdale.

Esta es mi décima Copa América que voy a cubrir. Todo empezó en 1983 cuando antes se llamaba Campeonato Sudamericano de Fútbol. Antes eran tres grupos y Perú jugó las semifinales con Uruguay. En el primer partido en Lima perdimos 1-0 y teníamos que ir a ver el segundo, en la revancha a Montevideo. Así que le dije a Carlitos Fernández, quien por esos años me acompañaba como reportero gráfico en Buenos Aires, para enviar informaciones a La Tercera de La Crónica. Subimos su auto en el Aliscafo, el barco que cruza el charco, así llegando a Colonia, nos íbamos a Montevideo, en el auto de Carlitos

En Montevideo, nos encontramos con Denis Vargas, quien había ido para transmitir el partido por Radio Programas. A Denis lo conocimos en el 81, tras el Uruguay – Perú en el Centenario por las Eliminatorias, para España 82. Y lo invité a la casa de Miguelito Loayza, en Castelar, junto a Lolo Salazar y Samuelito Castillo. Desde esa fecha data nuestra amistad, con el actual Decano de Ciencias de la Comunicación de la Universidad César Vallejo. Denis se alegró al vernos en el centro de Montevideo y tras ir a tomar un café con Carlitos, me pidió que lo apoye haciendo planta baja, ya que había ido solo a cubrir.

Y así fue. Esa tarde, Perú enfrentaba a Uruguay, en el Centenario. Si ganaba 1-0 iban a penales, si empataba pasaba Uruguay y si perdíamos, eliminados. La selección peruana la dirigía el profesor Juan José Tan, quien mandó a verde al “Chevo” Acazuzo en el arco, Jaime Duarte, Pedro Requena, Panadero Díaz y “Cucurucho” Rojas, en el medio “Mango” Olaechea, José Velásquez, Lucho Reyna, y arriba el Flaco Malásquez, Franco Navarro y Juan “Gol” Caballero. Uruguay nos ganaba 1-0 y el empate lo puso el Flaco Malásquez. Fue expulsado Jaimito Duarte, faltando 10 minutos.

Ese equipo uruguayo era dirigido por Omar Borras y tenía en sus filas al arquero Rodolfo Rodríguez, Víctor Diego y el Tano Gutiérrez en la zaga, José Barrios en la volante y también Venancio Ramos, el Patito Aguilera y Enzo Francescoli, quien ese año fue el mejor jugador del fútbol uruguayo y lo transfirieron a River Plate, por 500 mil dólares. Una cifra que hoy se multiplicaría 10 veces. Uruguay fue campeón del Sudamericano, al ganarle a Brasil 3-1 en Salvador de Bahía, en la final. Perú fue tercero en ese campeonato que organizaba la CSF

Denis Vargas ya no compró su boleto de avión Montevideo – Buenos Aires y se vino con nosotros en el auto. Recuerdo que horas antes de entrar al Centenario se nos acercó un peruano para pedirnos que le regalemos una entrada. Denis le pidió que nos acompañara a su hotel y le dio un buzo que le regalaron los jugadores de España 82. El peruano se probó el buzo y le quedaba a pelo. “Ya ahora vamos al estadio, yo te pongo el micro de RPP y voy a decir que eres Juan Carlos Oblitas. Cuando llegamos a la puerta los controladores preguntaban y decían Es Juan Carlos Oblitas y pedían sacarse una foto. Raudos entramos al estadio y en el baño Denis le pidió que se sacara el buzo y se lo entregara. Ya estás adentro. Y nos matábamos de risa

Ya en Buenos Aires, lo alojé en mi departamento, de la Avenida Rivadavia, en Cballito, y se quedó una semana más. Ese es mi primer recuerdo del Campeonato Sudamericano 1983, cuando éramos protagonistas.