“Un revendedor de entradas no puede ser presidente de la FPF”: Barco

Álvaro Barco, gerente deportivo de la Universidad San Martín, criticó duramente el mandato de Agustín Lozano al frente de la FPF.

Le dio y no consejos. Álvaro Barco, gerente deportivo de la Universidad San Martín de Porres, afinó la lengua y no se guardó nada. El dirigente ‘santo’ opinó sobre el presente que vive la Federación Peruana de Fútbol tras la anulación de los estatutos por parte del TAS y las investigaciones en contra de Agustín Lozano. El gestor deportivo de Santa Anita manifestó que “un revendedor de entradas no puede ser presidente de la FPF”. Además, mostró su preocupación sobre cómo alguien sancionado por revender entradas puede seguir siendo presidente de la FPF.

“Yo discrepé tremendamente que pudiéramos tener un presidente de la Federación que haya sido castigado bajo una resolución de la Conmebol y pudiera estar como presidente de la FPF. Un revendedor de entradas no puede ser presidente de la Federación Peruana de Fútbol”, dijo Barco en Cuarto Poder de América TV.

El directivo del club de Santa Anita criticó la sanción que impuso Conmebol sobre Agustín Lozano por la reventa de entradas a partidos de la Selección Peruana: “Económicamente yo he sufrido más en estas resoluciones (multas por declaraciones) que él a través de una resolución de revendedor de entradas de la Conmebol. Este manejo a veces uno no lo entiende”.

Sobre los estatutos, Barco cuestionó los requisitos que estos estipulan para formar parte de una lista electoral en la FPF. “Hoy es muy difícil poder tener dos listas. Los requisitos para conformar una directiva son cada vez más difíciles. Simplemente el hecho de ser funcionarios, de recibir honorarios, no nos permite poder entrar en una directiva. Es absurdo porque el presidente de la FIFA ha sido funcionario”.

Finalmente, Barco recalcó que la lucha contra la corrupción en la FPF es cada vez más difícil porque los estatutos le pertenecen a la FPF: “Es difícil poder luchar porque la Comisión de Justicia está dentro de la Federación, porque la Oficina de Integridad está dentro de la Federación y todos estos cargos dependen del presidente”.