FÚTBOL – EMPRESA

0
292
Columna En la boca del tunel
Columna En la boca del tunel

Por: Por Fernando Jiménez

“El fútbol no es para misios”, dijo hace unos años el doctor Manuel Burga Seoane en el  programa Superdeporte de Raúl Maraví. Por ese entonces, era presidente de la Federación Peruana de Fútbol, y se vivía un quite de puntos impresionante a los clubes que no  cumplían con sus planillas. Al paso de los años, muchos clubes, verbigracia, Deportivo Municipal, se ven agobiados con deudas insostenibles, por los malos manejos económicos, supongo de la Administración anterior. Inclusive, con cobranzas adelantadas en facturas de los torneos posteriores que emite la televisión que paga los Derechos de TV a los clubes.

Ayer escucho, en el mismo programa de Maraví, al delegado del Juan Aurich de Chiclayo, César Alva, que la venta del equipo es inminente. Los chiclayanos que ahora están en la Liga 2 (Segunda Profesional) tienen la propuesta de un empresario, del cual dio su nombre
José Martínez, mas no de su empresa. Y dijo que estaban analizando la posibilidad de  venderles el club a dicho Grupo Económico. Y que era lo mejor que le podía suceder
a la señera entidad chiclayana porque se están ahogando en la deudas que rebalsan sus arcas y no hay forma de recomponer la economía.

Parece que la compra de Cristal (Hasta ahora no veo el contrato) traerá cola y los clubes  van a ofrecer sus instituciones al mejor postor. Los grandes grupos económicos mexicanos son los que se lamen los labios porque están ávidos en invertir en el fútbol peruano. Me parece, que Roland Baroni es uno de los operadores de ellos y le dan esa confianza porque él, en su calidad ahora de representante de jugadores, conoce la realidad del fútbol peruano. Ya se convertirían en sociedades anónimas, lo que salvó de la debacle a Colo Colo de Chile y parece que les ha dado resultado Hace unos años el empresario mexicano Jorge Vergara, dueño del Chivas de Guadalajara, quiso comprar Universitario de Deportes, en el 2004, inclusive vino a Lima y tuvo una reunión con los socios. Alfredo Gonzáles, presidente de la “U” se opuso. Pero hace dos años, Vergara se desanimó al estudiar la realidad económica de la “U”.

“Es inviable. No podemos comprar un club (Universitario) que antes costaba 15 millones de dólares y ahora cuesta 150 millones. Es una cosa de locos, es pura deuda la que tienen”. Estas declaraciones las hizo a ESPN Deportes, radio de Uruguay en el 2017, es decir hace dos años. También recuerdo que Orlando “Motorcito” Guzmán, hace unos cinco años, trajo una interesante propuesta de un empresario portugués, de compra a Deportivo Municipal, inclusive con la promesa de construir un estadio para los ediles. Los socios se opusieron y  no se cristalizó la operación. Conclusión, se dejarán los sentimentalismos y tradiciones que la terquedad de seguir dando pena no es buena. Mientras se siga conservando la camiseta y el nombre, ya es hora que se piense en darle una mejor realidad a un club. Total, los  hombres pasan y las instituciones quedan.