La sazón de Matute

0
514
Teresa Cárdenas Medina,cocinera de Alianza Lima desde hace 13 años
Teresa Cárdenas Medina,cocinera de Alianza Lima desde hace 13 años

Teresa Cárdenas, es la cocinera de Alianza Lima desde hace 13 años y es parte fundamental en el equipo de Pablo Bengoechea

Escribe: Renato Landívar Cano
Foto: Steven Camargo

Su función en Alianza Lima no es hacer goles, mucho menos generarlos.  La labor de Teresa Cárdenas Medina, pasa desapercibida por los hinchas pero es pieza importante en el funcionamiento de los blanquiazules.  Desde hace 13 años, trabaja en la cocina de Matute, tal como lo hizo su padre don Fernando. Ha vivido momentos duros y otros felices pero siempre está ahí para atender a “su segunda familia”

Teresa Cárdenas junto a Paolo guerrero
Teresa Cárdenas junto a Paolo guerrero

¿Cuántos años trabajando en Alianza?

-Tengo trece años y la verdad que me siento muy cómoda. La cocina es mi pasión, lo hago con gusto. Antes, venía a apoyar a mi padre (Fernando), que trabajaba en lo mismo.

Ósea es algo que viene de familia

Sí, yo igual desde muy chica venía por el trabajo de mi papá, siempre me gustó el ambiente. Y cuando fui creciendo, tuve la oportunidad de venir ya a trabajar y no lo pensé dos veces. Desde ahí, sigo ininterrumpidamente en este trabajo en el que no se gana pero se goza.

¿Qué tan exigente es el puesto?

-Bastante, porque los futbolistas deben cuidarse en la alimentación. En estos tiempos es parte importante pero siempre trabajamos con el nutricionista, quien supervisa los platos sean los adecuados, tengan los condimentos adecuados.

¿Los futbolistas la hacen sentir parte de los logros del equipo?

-Claro, el ambiente en Alianza es muy familiar. La verdad que por lo que me comentan otros chicos en otros equipos no es así pero acá y sobre todo con el profesor Bengoechea te hacen sentir parte del equipo. No hay diferencias.

“En el ‘Día del Hincha Blanquiazul’, el primer año cuando vinieron Farfán, Guerrero y Pizarro, la comida se acabó en minutos. Todos estaban de vacaciones así que comieron de todo y se fueron felices…”

¿Quiénes son los que mejor comen?

-Los uruguayos, se cuidan mucho en lo que ingieren. Son personas muy profesionales. Comen muchas verduras, a diferencia de los futbolistas peruanos que por costumbre, en su dieta usan más arroz.

¿Con quienes tiene mejor relación?

-Con todos pero más con los experimentados del año pasado. Cachito Ramírez, Leao Butrón y Rinaldo Cruzado. A él sé que debo prepararle el desayuno temprano. Es muy profesional. Se cuida mucho en lo que come.

Me comentan que al profesor Aguirregaray les da una mano siempre que puede

-El profesor cuando ve que estamos cansadas, después de cocinar que nos toca lavar los servicios. Viene y nos dice que descansemos. Él se pone a lavar los platos, nos ayuda. Es una gran persona.

“En las pretemporadas es el trabajo más duro. Estuvimos en Asia en invierno. Imagínate todo lo que debía hacer para encontrar los insumos para preparar la comida. Tengo que ingeniármelas para atender a los muchachos…”

¿Y qué tal Pablo Bengoechea?

-Él es otra buena persona, siempre nos hace sentir parte del grupo. Con decirle que pidió viajemos a Cutervo, cuando Alianza fue campeón en 2017. Viajamos todos, para él el técnico tiene los mismo derechos que el seguridad. Quiere que todos estén en el almuerzo. Mantiene unidos a todos como una familia.

¿El técnico más especial?

-Russo, no le gustaba mucho tengamos contacto con los futbolistas. Bueno son decisiones de cada uno.

¿Algún futbolista le ha pedido un plato en especial?

-Recuerdo mucho a Fernando Martel, quien siempre pedía ají de gallina. Era su plato favorito. Por eso siempre venía a la cocina a pedirlo. Como era uno de los mejores del equipo se lo preparábamos. Teníamos que engreírlo.

¿De los chicos cuál le hizo renegar para comer?

-Reimond Manco era uno de ellos. Un chico muy bueno pero había que perseguirlo para que coma. Igual no me puedo quejar con todos siempre he tenido una excelente relación. Me da gusto verlos ahora ya gran con su familia y todo.

¿El momento más alegre?

-El título del 2017. Fue algo hermoso. La alegría de los jugadores es algo que da mucha satisfacción. Recuerdo emocionarme hasta las lágrimas en el partido que le ganamos 3-2 a San Martín con gol de Godoy al último minuto.

¿El momento más duro?

-En ese tiempo yo no trabajaba pero fue cuando fallecieron los chicos en el Fokker. Recuerdo viene a ayudar a mi padre y nunca vi a la familia aliancista tan dolida. Fue un momento bastante duro.