Juan Aurich no podrá jugar en la Liga 2: ¿qué pasó con el plantel?

Juan Aurich no logró recibir la licencia para participar en la Liga 2, dejando a todo su plantel (jugadores y cuerpo técnico) en el aire.

El equipo de Juan Aurich está atravesando uno de los momentos más difíciles de la temporada 2024. Después de ser excluidos de la Liga 2, los jugadores se han visto obligados a abandonar Chiclayo y algunos han enviado cartas notariales al club para exigir el pago de sus salarios.

Según informes del programa “Contraataque”, tanto el cuerpo técnico como el 80% del equipo han tomado esta decisión debido al abandono por parte de la directiva chiclayana.

Además, han destacado que la situación se ha vuelto insostenible, llegando al punto de no tener suficiente dinero para comprar alimentos. Los directivos no responden a sus llamadas o mensajes, lo que ha creado un ambiente extremadamente difícil.

Podrías leer:

Rodrygo se queda en el Real Madrid

La mayoría de nosotros hemos enviado cartas notariales, de forma individual. Nos deben mes y medio y no han dado ninguna respuesta. Si nos pagaran a tiempo, todo estaría bien, pero ni siquiera cumplen con eso, por eso nos hemos ido“, expresó un miembro destacado del equipo según lo revelado por “Contraataque”.

Además, desde el equipo agregaron lo siguiente: “No tenemos nada que hacer en Chiclayo, preferimos estar con nuestras familias. Allí ni siquiera tenemos suficiente para comer, y mucho menos para pagar alojamiento“. Este es claramente un problema que surgió tras la sanción al club poco antes del inicio de la liga de ascenso.

Después de que la Comisión de Licencias de la FPF le negara la Licencia B a Juan Aurich, el club envió una queja al TAS para que revisara su caso. Esta acción no pasó desapercibida para la FPF, que también emitió un comunicado al respecto en su momento.

La FPF rechaza enérgicamente y lamenta el comunicado de Juan Aurich donde, de forma inaceptable y engañosa, señala al presidente de la FPF como responsable de la posible concesión de la medida cautelar por parte del TAS“.