Miguel Trauco: “Después del Mundial hubo un relajo”

0
711

El mejor lateral izquierdo de la Copa América, Miguel Trauco, nos abrió las puertas de su casa en Río de Janeiro y nos contó detalles acerca de todo lo vivido en la Copa América

“Mi casa, es su casa”, nos dice Miguel Trauco tras abrirnos la puerta de su hogar en Río de Janeiro de par en par. El lateral izquierdo fue el mejor en su puesto en la Copa América, donde la selección peruana debió conformarse con el segundo lugar pero el zurdo asegura se marchan con la cabeza en alto. “Dejamos todo en el campo de juego. Ya tendremos nuestra revancha. Demostramos de lo que somos capaces”, aseguró.

Ya más tranquilo ¿Qué análisis haces de la Copa América?

-Nos deja grandes cosas  para tomarlas como positivas. Hemos jugado una final, es nuestra primera experiencia como finalistas. Hay que tomar las cosas buenas y todo lo que nos pasó para irnos satisfechos.

¿Fueron de menos a más?

-Fuimos de menos a más. Como grupo nos hicimos más fuertes con el pasar de los partidos. El grupo se fortaleció después del 5-0 ante Brasil, saber  revertir ese estado de ánimo, fue importante. Todo lo que pasó fue una lección importante.

La goleada ante Brasil fue un punto de quiebre

-De hecho fue un momento muy malo, todos estábamos triste. El fútbol es así, competencias cortas no puedes estancarte en algo. Debemos reaccionar rápido y nos tocó enfrentar a Uruguay. Ahí mostramos estamos para superar las adversidades.

Fue muy importante el trabajo psicológico

-Sin duda, tenemos que agradecer a ‘Juanchi’ Comingues y a Giacomo (Scerpella), quienes hicieron un gran trabajo en la parte mental, tienen mérito en esto también.

Hubo una charla entre ustedes ¿Cómo así se dio la reacción?

-Tratamos de enfocarnos, de volver a lo que veníamos haciendo antes de ir al Mundial, hacer cosas que sumen. Todo el mundo entendió el mensaje, porque se vio el cambio en los partidos siguientes.

¿Hubo cierto relajo entonces?

-Como grupo y  con los psicólogos sacamos la conclusión, que siempre que consigues un objetivo te relajas un poco y sucedió eso, que era algo normal pero supimos corregirlo. Lo importante es que después de la goleada que nos metió Brasil, como equipo nos dimos cuenta de eso.

¿Sirvió para pisar tierra y hacer una autocrítica?

-Dentro de todas las cosas malas que generó la goleada, nos sirvió para aterrizar. El fútbol te da revanchas rápido y a nosotros nos tocó con Uruguay. Todos pusieron su granito de arena para lograr ese cambio. El grupo después de esta Copa América terminó más unido que nunca.

¿Por qué antes no se dieron cuenta de ese relajo?

-Desde adentro no lo sientes tuvo que pasar ese partido para darnos cuenta. Inconsientemente no lo sientes, son momentos que te enseñan. Es una lección aprendida.

Pero sirvió en lo colectivo e individual, fuiste un claro ejemplo. Volviste a ser el de antes.

-Fue un efecto grupal, es algo que me generó más confianza, me contagió. Si uno perdía una pelota, ya estaba otro presionando, queriendo recuperarla. Volvimos a ser el equipo de las Eliminatorias.

Defendiste y te diste tiempo para tirar uno que otro lujo

-Uno cuando ya se contagia del grupo, las cosas por ahí te salen. Tienes más confianza para salir en ataque.

La prensa brasilera título “Trauco es uno con Perú y otro con Flamengo”

-La ‘blanquirroja’ me potencia. Yo creo que siempre voy a dar todo por m país. Como dice el ‘profe’ Gareca, nosotros nos transformamos para bien y no nos pesa la camiseta.

Confirmó que no se va, así venga Argentina o el Real Madrid

-Nos da mucha tranquilidad, obviamente nos alegra mucho. Es un tipo que nos dio muchas alegrías a los peruanos y supo manejar el grupo de gran manera. El junto a su comando técnico hacen un gran trabajo.

Ya hablaste con Jorge Jesús, tu técnico en Flamengo

-Justo hoy (ayer), entrené y pude hablar con él. Espero tener minutos. Esa es mi intención.

¿Te quedas hasta el final de tu contrato?

-Tengo contrato hasta diciembre, ya más adelante se sabrá la decisión que tomé. Ahora tengo que luchar y ganarme un espacio y dar lo mejor de mí para tener minutos. Así ganaré más confianza para llegar bien con la selección.

¿Con qué partido de la Copa América te quedas?

-Contra Chile fue el mejor partido. Siempre es bueno ganar goleando y más a Chile.

Les dijeron de todo durante los 90 minutos

-Sí, pero para mí todo queda en la cancha. En un partido de fútbol todo queda ahí. No tengo nada que decir al respecto.

¿Cuál fue el más difícil de marcar de todos los que enfrentaste?

-Gabriel Jesús, es muy encarador, muy rápido. Traté de hacer mi mejor esfuerzo y creo que así fue. Yo me voy con la cabeza en alto.

Se habló mucho del VAR y el arbitraje ¿Brasil es un justo campeón?

-Nosotros no hablamos del árbitro. Ellos hicieron los méritos, tienen un gran equipo. También contento por nosotros. Sabemos que estamos par agrandes cosas.

¿Qué viene para la selección?

-Seguimos con la misma exigencia y vamos por esa posibilidad de ser campeones en la Copa América del próximo año.

Ahora que tienes todo ¿Qué pasa cuando miras para atrás y recuerdas la carencias con las que creciste?

-(Sonríe). Sabes de eso nos habla mucho ‘Juanchi’. Nos hace reuniones y nos hace ver nuestra esencia. Nos hace recordar cuando éramos niños, cuando no éramos nada y eso nos hace darnos cuenta, donde estamos y de dónde venimos.

¿Crees qué para no perder la cabeza es bueno siempre tener bien marcado ese tema de los inicios en el fútbol?

-Es muy importante porque eso ayuda a darle valor a lo que uno tiene. Yo siempre recuerdo cuando jugaba de niño en Tarapoto con mis primos y le rompíamos todo a mi abuela en la casa. Cómo la hacíamos renegar con la pelota.

¿Tratas de inculcarle esos valores a tu Thiago (su hijo)?

-Yo le inculco a Thiago, que tenga esos valores, espero sea lo que él quiera pero siempre le enseño el valor de las cosas y que no es fácil conseguirlas.

Dicen que es un crack ¿Te gustaría sea futbolista?

-Si él quiere seguir por esa carrera, yo encantado. Yo trato de inculcarle las cosas pero el decidirá. Al final siempre le digo que ser futbolista no es fácil. Muchos creen eso pero es una carrera muy sacrificada.

Ya tiene siete años tu hijo ¿Te reclama o pregunta cuando pierde la selección o el equipo donde juegas?

-Ayer, cuando sonó el pitazo final pensé en mi hijo. Sabía que estaba llorando, mi mujer (Karla), me lo confirmó después del partido. Thiago, es una de las razones por las que quiero ganar siempre, porque a él le gusta mucho cuando eso pasa. Eso lo tiene contento.